CBD para el acné

07.01.2021

CBD y acné

El acné es un trastorno de la piel muy común y muy molesto. Aunque normalmente lo asociamos con la adolescencia, la realidad es que el acné puede aparecer a cualquier edad. De hecho, desde que el uso de la mascarilla es obligatorio y tenemos que llevarla puesta durante largos periodos de tiempo, el acné o “maskné”, como se le ha bautizado, está siendo una realidad más de esta nueva normalidad que estamos viviendo.

En el post anterior os contábamos cómo se absorben los cannabinoides a través de la piel y os adelantamos que, debido a su efecto antiinflamatorio, calmante, analgésico, antioxidante y antiproliferativo, el uso de cremas de CBD está cada vez más extendido para tratar problemas dermatológicos. ¡Veamos cómo puede ayudar el CBD de uso tópico a combatir el acné y otros problemas de la piel!

Para entender cómo podemos tratar el acné con CBD necesitas saber que el acné se caracteriza porque las glándulas sebáceas producen grasa en exceso, lo cual obstruye los poros y facilita el desarrollo de bacterias, lo que causa infección y un proceso inflamatorio. Es por ello que, para el tratamiento del acné, normalmente se recurre a cremas antibacterianas o antibióticos que actúan como antiinflamatorios y luchan contra la infección.

Por eso las cremas de cáñamo pueden ser un buen remedio gracias a las propiedades asociadas al CBD. “El CBD inhibe la secreción de sebo y la proliferación de sebocitos”, según explica el estudio ‘Cannabinoids in the Pathophysiology of Skin Inflammation’, donde se asegura que el CBD “parece ejercer efectos antiinflamatorios”.

CBD y otros problemas de la piel

Pero no solo el acné, también se ha demostrado que el CBD puede aliviar los síntomas de otros problemas de la piel como psoriasis o dermatitis. En ese mismo estudio se establece que “el CBD suprime la reacción inflamatoria de la dermatitis alérgica de contacto in vitro sin efectos citotóxicos”.

Así como que “los fitocannabinoides son fármacos prometedores en el tratamiento de la psoriasis debido a sus efectos de inhibir la proliferación de queratinocitos y, al mismo tiempo, modular el componente inflamatorio asociado”.

También tenemos que resaltar el papel del sistema endocannabinoide en todo esto. Concretamente, el sistema endocannabinoide de la piel, que “controla la proliferación, diferenciación y supervivencia adecuada y bien equilibrada de las células de la piel”, según señala el estudio ‘The endocannabinoid system of the skin in health and disease: novel perspectives and therapeutic opportunities’.

La alteración del equilibrio de este sistema “podría facilitar el desarrollo de condiciones patológicas y enfermedades de la piel como acné, seborrea, dermatitis alérgica, picazón y dolor, psoriasis, trastornos del crecimiento del cabello y esclerosis sistémica”. Por eso, “la manipulación dirigida del sistema endocannabinoide”, que podemos conseguir con la aplicación de CBD al activar los receptores CB1 y CB2 presentes en la piel, “podría ser beneficiosa en una multitud de enfermedades de la piel humana”.

Beneficios en la piel

Entre los beneficios de utilizar cremas de CBD para este tipo de problemas dermatológicos se encuentra, además, que no tiene asociados efectos secundarios relevantes y que se trata de un componente que no es tóxico, nocivo, ni adictivo, por lo que no es de extrañar que el uso de cremas de cáñamo se utilice cada vez más para calmar la piel. Y es que “la penetración transdérmica de los cannabinoides está bien establecida, lo que plantea la posibilidad de que estos agentes puedan aplicarse tópicamente de forma eficaz sobre la piel en forma de crema”, afirma este último estudio.