El cáñamo

Uno de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta cuando hablamos del cáñamo industrial,  es que no es marihuana. 
Aunque su apariencia general es parecida y pertenecen a la misma familia de plantas, su composición química es diferente.

  • La principal diferencia respecto a su composición consiste en que el cáñamo no contiene prácticamente tetrahidrocanabinol (THC<0.2%).
  • La planta del cáñamo es más alta, gruesa y con menos follaje que la marihuana.

 

Historia del cáñamo industrial

El cáñamo es una planta antigua que se ha cultivado durante milenios. Algunas pruebas de carbono sugieren fechas que datan de 8000 a. C.
Muchas civilizaciones a lo largo del tiempo han cultivado cáñamo para diferentes usos, como alimento o fibra.

 

Algunos datos curiosos

En América, en el siglo XVII, los agricultores de algunos estados estaban ordenados por ley a cultivar cáñamo procedente de la India, en el siglo XVII una persona podía ser sentenciada a prisión si no cultivaba cáñamo en su tierra.

En 1850, el censo contabilizó aproximadamente 8.400 plantaciones de cáñamo de al menos 809 hectáreas. El 80% de las necesidades mundiales de tela y textiles provenían del cáñamo hasta el siglo XX. En 1940, Henry Ford comenzó a usar cáñamo en sus automóviles.

 

Usos del cáñamo

El cáñamo industrial tiene más de 3.000 usos conocidos, entre productos y subproductos, en sectores tales como:

  • Textil: Con múltiples adaptaciones.
  • Comida: La semilla de cáñamo, aporta grandes cantidades de vitaminas (A,C,D,E y B), minerales, y aminoácidos como el Omega 3,6 y 9 en altas concentraciones.
  • Construcción: Se emplea como material de construcción y construcción sostenible.
  • Bio-plásticos: Es un material que realmente se biodegrada.
  • Biocombustibles: Existen combustibles hecho con cáñamo.
  • Medicina: Hay múltiples aplicaciones médicas innovadoras.

Del cáñamo industrial se puede emplear todo.

 

La producción de cáñamo

La producción de cáñamo ha aumentado en los últimos años en la Unión Europea, mejorando la industria y la calidad del producto:

  • 50-60% se destina a productos de papel y productos para el cuidado de los animales.
  • 15-25% para la industria automotriz.
  • 20% a la construcción.
  • 5% a la agricultura / geotextil, colchones, suelas de zapatos, etc.

Las semillas de cáñamo se emplean para la alimentación de los animales en gran parte, siendo su consumo humano una minoría. Actualmente está aumentando en usos alimenticios, cosméticos y farmacéuticos.

Las últimas tecnologías en el cáñamo se desarrollan en el campo de la investigación médica y el desarrollo de productos.